Maratón de Jungfrau – Adrián Borrallo

Si te gusta, compártelo!

 

Maraton del Jungfrau

¿Te imaginas un maratón, con sus 42km de sufrimiento pero en el que tienes 2km de ascensión vertical antes de llegar a la línea de meta?

¿Te imaginas también que esa “dulce tortura” discurre por un paisaje que parece sacado directamente de un episodio de Heidi, en las laderas de los Alpes suizos con sus cumbres nevadas dibujadas en un idílico cielo azul?

Si eres capaz de visualizar eso ya te puedes hacer una idea de lo que es el Maratón de Jungrau que ha sido declarado como uno de los más duros del mundo.

No en vano es el de mayor ascensión acumulada de todos los celebrados en Europa y sin lugar a dudas, uno de los más espectaculares.

Algunos se refieren a él como el sueño de cualquier masoquista.

A pesar de que durante el invierno, esta zona de los Alpes se encuentra tomada por hordas de esquiadores amantes de la adrenalina, desde su primera edición en 1993, en septiembre unos 4000 aventureros (la mayoría suizos) se las ven y se las desean para hacer la ruta en sentido contrario con menos nieve, más sangre, mucho más sudor y alguna que otra lágrima seguramente.

A pesar de conocer estos ingredientes, Adrián, que no se deja asustar facilmente, se armó de valor (a veces confundido con locura) y decidió apuntarse al famoso Maratón de Jungfrau, en la bonita zona de Interlaken.

 

Su recompensa

  • Unas impresionantes vistas en primera persona de las montañas Eiger, Mönch y Jungfrau.
  • El orgullo de haber terminado el que en 1997 fue declarado como el maratón más hermoso del mundo por la famosa guía “Ultimate Guide to International Marathons”.

Y el precio a pagar

  • Longitud: 42,195 km
  • Ascensión vertical: +1823 m / -268 m (+2000m acumulados)
  • Superficie: 49.7% carretera asfaltada, 37.3% camino de montaña, 13% pasos de montaña.

 

Os dejo con la crónica de esta hazaña que él ha sabido plasmar de manera muy amena de principio a fin.

Personalmente, me a ha gustado especialmente la primera conclusión que saca tras cruzar la línea de meta (listadas al final del texto) ya que me he visto en esa misma situación en numerosas ocasiones.

Sin más pistas, vamos con su relato.

 

Leer más

Si te gusta, compártelo!